domingo, 8 de junio de 2014

Vergüenza...


La cena transcurrió sin ningún tipo de sobre saltos... hablamos diversos temas y aprovechamos de ponernos al día en casi todos los temas posibles. Podía notar como estaba a la espera, preguntándose en que momento iba a empezar, cuando haría o diría algo, pero eso no ocurrió, no por lo menos en nuestra comida.

Al terminar la comida estabas muy relajada, mientras caminábamos por el estacionamiento rumbo al auto incluso puedo decir que tenias animo travieso... Entonces supe, el momento había llegado.

Al llegar al carro, como siempre me dirigí a la puerta del acompañante y te ayude a ponerte en lugar... Un poco mas lento que de costumbre rodee el carro y abre mi puerta. Una vez dentro me incline hacia ti, te tome de la barbilla y empece a besarte, recorriendo cada centímetro de tu boca como si fuera la primera vez. Tu respiración se hacia cada vez mas notoria, y poco a poco subía el calor...

- Pense que estabas molesto conmigo o que algo ocurría porque no había pasado nada, me dijiste.

- Todo tiene su momento srta, y algo de espera hace las cosas mejor no crees ?

- Me tenias preocupada,

- Calma, créeme que si algo pasara te lo diría de frente y sin rodeos. Ahora, creo que estas un poco relajada y eso se debe corregir.

- Yo ?, de que hablas aqui? Disjistes haciendo notar que estábamos aun en el estacionamiento.

- Bueno, ningún momento es mejor que el ahora, a fin de cuentas es el único que realmente existe. Y si, este lugar no tiene nada de malo... Esta solo....

- Pero es un lugar publico, me da pena... Si alguien nos ve me muero de la verguenza. Respondistes

- Deberia morir de la vergüenza srta, por olvidar como debe responder y eso lo voy a solucionar ahora. Mientras te decia eso me retire con cuidado el cinturón.

Tu ojos estaban muy abiertos, todos tus gestos gritaban sorpresa e incluso podía leer el pensamiento de salir corriendo en ti. Afortunadamente no lo hiciste, permaneciste totalmente inmóvil.

- Se que esto te da pena, pero es hora de que aprendas a confiar en mi y seguir mis instrucciones, a respetar las reglas... Cada acción tiene una consecuencia y esta ahora es la tuya.

Mientras decía esto había hecho con mi correa un par de esposas. Entonces las pase por tu muñeca y lleve tus brazos por arriba de tu cabeza. El amarre muy convenientemente dejaba un extremo largo en la correa, el cual me permitía mantener total control de ti.

- Pareces un pequeño animalito asustado princesa...

- Estoy atada, en un estacionamiento, alguien puede vernos, como quieres que este? ...

- Veo que aun no aprende señorita. Dije mientas usaba mi mano derecha para tirar un poco del amarre de tus manos. Recline tu asiento y me dispuse a seguir...

Con mi mano libre empeces a acariciarte el rostro, pasando muy suavemente mi mano, acariciando lentamente cada centrimetro de ti, poniendo un lento pero seguro ritmo hacia abajo. Primero tu cuello, esto fue muy efectivo, porque antes de que me acercara a besarte tu piel estaba totalmente erizada...

- hummm que rico.

- por favor, nos pueden ver.

- tranquila, esto no tomara mucho y aprenderá la lección señorita.

Con mi mano libre empece a soltar cada uno de los botones de tu blusa.... Me estorban te dije mientras continuaba.

- Esto también me estorba, te indique mientras poco a poco (con mas problemas de los que me gustaría), me deshacía de tu brasier y dejaba libres para devorar tus hermosos pechos.

Una ves fueron libres mientras mantenía un firmemente tus manos con las improvisadas pero muy útiles esposas acaricie suavemente y como te gustan tus senos, sintiendo cada rincón de ellos, disfrutando cada toque. Pellizque suavemente cada uno de tus pesones y luego me tome el tiempo para recorrerlos con mi lengua, saborearlos, succionarlos y lamerlos, poniéndote cada vez mas excitada.

- Sabe por que es esto srta ?

- No, pero me muero de la pena...

- hummm ya veo...

Lleve mi mano hasta tu sexo y aun a través de la tela de tu falda pude notar el calor.... - Hummm creo que no solo sientes pena, creo que estas muy húmeda también he. Hundí mi mano por tu falda y te obligue a levantarte halando ligeramente de tus improvisadas esposas; esto dejo el camino libre para que pudiera deshacerme de tu diminuta tanga....

Sin ningún obstáculo ya en el camino hundí lentamente un dedo dentro de tu húmedo y caliente sexo y fue casi como si hubiera encontrado tu botón de reset, porque todas las quejas desaparecieron y en su lugar empezaste a moverte y a disfrutar.

- Yo tenia la razón he, solo necesitas relajarte...

- He traído un pequeño juguete para torturarte un poco en el camino. Tus ojos se abrieron entonces nuevamente de par en par y diste un gran brinco cuando lo hice vibrar al tiempo que lo introducía en ti...

- Es una pequeña bala vibradora inhalambrica srta tranquila.

- Pero no llevo ropa interior. Respondiste,

- Ese es el menor de sus problemas Srta.
Mientras decía eso llevaba nuevamente tus manos adelante y procedí a cerrar los botones de tu blusa.

- Ahora iremos a un lugar donde pueda continuar a gusto... y darte la lección que te mereces.

- Pero...

- Silencio por favor, y recuerda que cuando te llamo princesa o srta debes responder formalmente. Creo que se te ha olvidado desde hace un rato y no lo dejare así.

- Joder, lo siento Señor.

- La expresión también va en tu contra... No me gusta que una mujer tan hermosa diga esas cosas, ya lo arreglaremos. Oprimí un botón y pude darme cuenta que hacia efecto porque tu cara cambio al instante.

- Lo disfrutas ?

- Voy a acabar señor.

- Entonces ...

Tu rostro cambio nuevamente de repente... - Lo apagaste ?

- Si, tu placer hoy esta en mis manos, y no te recompensare con un orgasmos por olvidar las reglas.... Oh no, créeme que esto sera ... Divertido.

Saboree mi mano llena de ti, encendí el auto, las luces y puse el auto en marcha.

- No me darás mi ropa antes ?,

- No.... Me gusta que vallas así, y las esposas tampoco te las quites por ahora.

- Señor pero no puedo andar así por allí...

- Si sigues mis instrucciones al pie de la letra si, tranquila. Y antes de que pudieras hacer nada pulse un botón haciendo que el juguete dentro de ti te dejara sin palabras.

- Esta sera una larga noche srta, la tengo bien planeada....



sábado, 1 de marzo de 2014

Regreso P.1

De: Caballero D.
Buenos días princesa.
Recibido xx/xx/2014 10:00 am
De Princesa
Buenos días Señor... ¿?
Recibido xx/xx/2014 10:02 am

De: Caballero D.
Cita para esta noche Srta, Iremos a comer
Recibido xx/xx/2014 10:03 am

De Princesa
:-)
Recibido xx/xx/2014 10:04 am

De: Caballero D.
Me alegro que te guste la idea, tenemos mucho que poner al dia y varias conversaciones pendientes.
Recibido xx/xx/2014 10:07 am

De Princesa
Entiendo Señor, desea algo en especial
Recibido xx/xx/2014 10:12 am

De: Caballero D.
Como siempre princesa, Deseo verte la lencería blanca que te obsequie, junto con la blusa de scrabble por favor,
Recibido xx/xx/2014 10:14 am

De Princesa
Bien Señor,  algo mas ?
Recibido xx/xx/2014 10:15 am

De: Caballero D.
Saldremos a eso de las 3, has los ajustes necesarios princesa
Recibido xx/xx/2014 10:18 am

De Princesa
No hay problema señor :-P
Recibido xx/xx/2014 10:20 am

De: Caballero D.
Princesa y sus cosas
Recibido xx/xx/2014 10:21 am


De: Caballero D.
Un ultimo detalle srta, La cadena de vientre y mi regalo del día de San Valentín, los quiero ambos listos para hoy.
Recibido xx/xx/2014 10:22 am

domingo, 2 de febrero de 2014

Responsabilidad...

De: Princesa
Buen provecho a mi rey, :-* Te amo Muchísimo
Recibido: xx/xx/2014 02:14 pm.

De: Caballero D.
Igual para ti princesa miá, Cuidate y éxitos allí...
Recibido: xx/xx/2014 02:16 pm.

De: Caballero D.
Como va mi princesa ?
Recibido: xx/xx/2014 04:08 pm.

De: Caballero D.
Todo Bien?
Recibido: xx/xx/2014 05:10 pm.

De: Caballero D.
No he tenido ni una palabra tuyo en las ultimas 5 horas princesa, todo bien?, se les complico algo? ... Estoy ya mas que inquieto, por favor.
Recibido: xx/xx/2014 07:26 pm.

De: Princesa
Perdona mi rey, el celular estaba obtuso
Recibido: xx/xx/2014 07:30 pm.

De: Princesa
Como vas allí??
Recibido: xx/xx/2014 07:31 pm.

De: Caballero D.
Princesa, tiene mas de 5 horas obtuso el teléfono?
Recibido: xx/xx/2014 07:33 pm.

De: Caballero D.
... Como voy a estar srta. He estado bastante preocupado, lo único bueno es que ya se algo de ti, pero aparte de eso, estoy furico por como me has preocupado, has sido muy irresponsable.
Tu, como estas ?
Recibido: xx/xx/2014 07:34 pm.

De: Princesa
No amor, 5 horas no, estaba full y cuando te trate de llamar se puso así :( perdona mi rey
Recibido: xx/xx/2014 07:36 pm.

De: Princesa
Aquí todo fino, vamos a cenar y luego llamo un taxi para ir a casa.
Recibido: xx/xx/2014 07:38 pm.

De: Caballero D.
Esto no puede ser, no puedo pasar tanto tiempo sin saber de ti, sabes como estan las cosas, me preocupa que pueda pasarte algo... Eres lo mas importante para mi, y han sido 5 horas...
Ademas eso de celular obtuso ?
Creo que tenemos que hablar de responsabilidades Srta.
Recibido: xx/xx/2014 07:40 pm.

De: Princesa
Perdón mi rey :(
Recibido: xx/xx/2014 07:42 pm.

De: Caballero D.
Es todo lo que tienes que decir ?
Estas clara de la falta y de que esto no debe ocurrir?; a fin de cuentas ya hemos hablado antes sobre esto...
Recibido: xx/xx/2014 07:45 pm.

De: Princesa
si amor, lo entiendo :(
Recibido: xx/xx/2014 07:46 pm.

De: Caballero D.
Bueno, por ahora lo importante es que estas bien.
No me hagas pasar por esto nuevamente, eres mi tesoro.
Recibido: xx/xx/2014 07:48 pm.

De: Princesa
Lo se mi rey, no volverá a pasar.
Recibido: xx/xx/2014 07:50 pm.

De: Caballero D.
Bien, eso espero señorita. Avisame cuando estés en el taxi, te estaré esperando en casa y hablamos de tus responsabilidades y las formas correctas de responder srta.
Recibido: xx/xx/2014 07:52 pm.

De: Princesa
Si señor, lo haré.
Recibido: xx/xx/2014 07:54 pm.

De: Princesa
Ya voy camino a casa mi rey.
Recibido: xx/xx/2014 09:08 pm.

De: Caballero D.
Y yo que esperaba que este fuera un día sencillo para ti... Seguro vienes cansada, iré preparándote un baño mientras llegas.
Recibido: xx/xx/2014 09:13 pm.


De: Princesa
Vale mi rey, Muchas gracias. Eres el mas atento del mundo, que gusto.
Recibido: xx/xx/2014 09:16 pm.

De: Caballero D.
Nos encontramos y de que manera, eso es un milagro... Te espero, acá hablamos.
Recibido: xx/xx/2014 09:18 pm.

Desde la habitación escucho tus llaves en la puerta y de inmediato me pongo en camino a encontrarte.

Apenas se habré la puerta colocas el morral sobre el sofá y corres ha abrazarme, sabes que lo que has hecho no esta para nada bien. Me abrazas fuerte y nos unimos en un gran beso; me encanta esto, pero no me hace olvidar para nada lo que paso, es mas... Suena a intento de ganar indulgencia.

- El baño esta listo, tu toalla y tu bata están allí.
- Al salir sobre la cama esta tu atuendo de niña. No pensé que tendría que mostrártelo tan pronto pero ya vemos como todo cambia.
- Pero amor...
- Sin peros Srta,
- Sabes muy bien que no me gustan los peros o las excusas.
- Yo me encargare de poner tus cosas a lugar, ahora por favor... Mira que ya es tarde

Un beso en la frente, y una pequeña nalgada la hicieron reaccionar y abandonar su estupefacción y ponerse rauda camino al baño.

- Todo bien allí
- Si mi rey, ya casi salgo
- Bien te haz tardado un buen rato.

Unos minutos luego caminas dudosa desde el baño al cuarto, me das una ultima mirada con tu cara de gatita pero no va a funcionar, estos descuidos no me agradan y no pienso bajo ninguna circunstancia dejarlo pasar.

- Luego de arreglarte, por favor esperame en el rincón, tu conoces como debes estar.

Te doy algo de tiempo y unos minutos después me uno a ti. Abro la puerta y te veo inmediatamente, de rodillas con la mirada al suelo... Haces un intento por voltear pero sabes que no te iría bien, por lo que de inmediato lo dejas.

Te ves hermosa allí, llevas un atuendo sencillo, una falda algo corta, una blusita a juego, bragitas de tipo brazileras blancas con dibujos enfrente y un brasier también blanco a juego.

- 5 horas srta, 5 horas,
- Lo siento en verdad Señor.
- Ven acá por favor.

Te apresuras a levantarte y en un momento te encuentras sentada sobre mi regazo en en nuestra cama.

- Toda historia tiene 2 versiones, quiero oir la tuya por favor.
- Mi rey ya te he dicho, me distraje y luego el celular se puso obtuso.
- Te distrajiste durante 5 horas?
- Mayormente, estaba explicándole a las muchachas que estaban allí, y luego nos complicamos con el resto del grupo por que me llamaron y así,
- Estaba entre explicar allí, hablar por teléfono y Whatsapp.
- Hummm, pero entonces si has usado bastante el teléfono en ese rato.

Tu cara de inmediato se encaja en el suelo y tus palabras dejan de salir... Estas muy cerca de mi por lo que puedo sentir como se acelera, parece que se va a salir.

- Entonces ?
- Bueno amor, me distraje.
- Yo creo que ha sido un poco mas que eso... Creo que te olvidaste de lo que hemos hablado y aun mas las reglas y eso no debe ser,
- Pero tranquila, yo voy a volver a ponerte en lugar.
- Señor pero ha sido una vez, es la primera y ya lo pensé,
- Que bueno que adelantes algo de tarea, porque te va a tocar bastante.
- Sobre el escritorio hay una regla de madera, por favor ve por ella y traémela.

Algo de duda nuevamente, pero pronto entiendes que solo te ira peor si no te pones en pie y haces caso, asumo que estas entendiendo que lo que mejor puedes hacer es obedecer.

No pasa mucho hasta que estés de nuevo de pie frente a mi ofreciéndome la regla.

- Entiendes lo que va a pasar ahora ?
- Si señor, lo se.
- Estas clara que debes estar atenta a tus responsabilidades ?
- Y que si pasa mucho rato y no se de ti me preocupo.
- Si señor,
- La situación en el país no es buena, mil cosas pueden pasar, gracias a dios no fue así.
- Lo siento Señor, Me perdona ?
- Claro que lo hago, claro que lo hago princesa.
- Gracias señor...

Coloco la regla a un lado y me acomodo, con un par de palmadas sobre mi regazo te invito a tomar tu lugar.

- Sabes, me considero alguien bastante razonable...
- Establezco ciertas reglas y espero que se cumplan y en este caso te has olvidado de eso,
- Cuenta en voz alta por favor,
- Señor pero.

Una buena nalgada y de inmediato entiendes, sin excusas ni peros... Levanto la falda y comienzo a azotarte rítmicamente sobre la blanca bragita. Te mueves un poco, pero en general no haces mayor escándalo.

Un par de azotes luego tus nalgas empiezan a tomar algo de color, llevas tus manos a la espalda y yo las tomo para ofrecerte un contacto mientras continuo.

- Levantate por favor.
- Esto no ha llegado a su fin srta, aun queda la regla,
- Pero ha llegado de poner estas a media hasta.

Mientas digo eso, coloco mis dedos en la liga de tu bragita y de un tirón la llevo hasta tus rodillas.

- Ven, sigamos...

Continuo el castigo, pero esta ves sobre tu hermosa piel. Ya esta tomando algo de color y con cada nueva nalgada este aumenta en tono un poco mas. Ahora si estas un poco mas inquieta, me haces corregir la posición varias veces y luego de algunos azotes incluso te atreves a colocar las manos sobre tus nalguitas.

- Srta, sabe que eso no debe ser, por favor.
- Un momento señor, por favor,
- Seguro, no hay por que.

Mentalmente voy contando 2 minutos y mientras lo hago acaricio tus manos y tu expuesto y hermoso trasero... Mio, todo mio. Cuando llego al numero 120 en mi mente entonces te tomo ambas manos.

- No quiero hacerte daño, así que por favor lleva tus manos delante.

De debajo de la almohada saco un par de esposas de cuero estrategicamente colocadas y te las coloco.

- Vamos a terminar el castigo. Te digo mientras tomo la regla y la paso justo frente a ti, quiero que la veas, que pienses en lo que vendrá, que estés algo curiosa ante lo que viene.
- Vas a contar hasta 20,
- El castigo no inicia si no cuentas en voz alta,
- Si te confundes entonces reiniciaremos.

Te acaricio las nalgas en post de determinar que tanto ha sido castigado, te acaricio un poco buscando que te relajes y cuando siento que ya ha ocurrido inicio el castigo.

Uno a uno van cayendo los azotes, primero sobre la nalga derecha, luego la izquierda y continuo este ritmo hasta que al fin tu entre cortada voz anuncia el numero 20.

De inmediato te ayudo a levantarte, cuando estas en pie, te retiro las esposas termino de quitar las bragitas y te doy un gran abrazo... Permanecemos así hasta que al fin siento que vas drenando y volviendo a la calma.

- Recuéstate boca abajo,
- Voy por la crema, esta en la nevera.

Cuando regreso te encuentro detallando cada centímetro de tus muy rojas nalgas, me siento a tu lado y mientras te acaricio te recuerdo que esto es para que no olvides tus responsabilidades... Luego de un rato ya estas calmada, estas totalmente desnuda en mis brazos, hablamos sobre las anécdotas del día y como ha ido todo.

- Antes de que se me olvide, sobre el escritorio he dejado un par de hojas blancas y un bolígrafo,
- En el closet esta listo tu atuendo de estudiante,
- Mañana luego de desayunar te lo colocas y quiero que llenes las hojas con la frase:

"Debo responder Señor, cuando me llames princesa o señorita"

- Escribirás la frase de manera continua, separada por comas.

- De seguro no olvidaras como debes responder...

domingo, 26 de enero de 2014

Lección 3 - Detalles.

- ...
- Princesa, ¿ Sabias que son los pequeños detalles los que consiguen las mas asombrosas gestas ?,
- ...
- ¿ Qué en este mundo las cosas no suceden si nosotros no hacemos que sucedan ?

- Si señor, es verdad. Ya me lo había dicho antes...

- Que importante que lo recuerdes... Porque es hora de que conozcas algunos de los detalles que harán que funcionemos tal como esta en nuestro acuerdo...
- Permiteme tus cosas, yo las coloco a lugar, mientras ve a tu lugar de la cama y colocate de rodillas por favor.

Ella hizo silencio, seguramente no esperaba este final para la noche, digo a fin de cuentas todo lo que ella tenia eran los hechos; en horas del medio día le había indicado que se vistiera que tendríamos una cita y le seleccione la ropa a usar. Llevaría para mi un hermoso vestido negro, de tela ligera que aunque no es ajustado se ciñe muy bien a sus curvas y deja ver lo sexy de su cuerpo; bajo el vestido una bragita tipo hilo negra de encaje con un casto lazo rojo en frente y un sujetador negro a juego, de seguro con todo esto tendría en mente una noche intima, no una lección.

Mientras me tomaba tiempo para poner todas las cosas a lugar y preparar los detalles le observaba de reojo. Como siempre su cara hablaba por ella, sus ojos no paraban de buscar respuestas o pistas en cualquier lugar y sus mejillas exhiban ya un rubor por demás encantador.

Terminados los preparativos me coloque detrás suyo y le abrace.

- Te ves muy hermosa cielo, le susurre al oído, mientras ella hacia todo lo posible por no huir a causa de las cosquillas que sentía.
- ¿ Saber que pienso que eres una mujer encantadora ?

- Gracias amor, me encanta cuando me dices esas cosas. Me respondió en un tono aun un poco inseguro.

- Y a mi me gusta que las sepas, es importante elogiar lo que esta bien y hacer correctivos en las cosas que están mal o se pueden mejorar, y eso es lo que vamos a hacer ahora hermosa, vamos a mejorar.

Asumo que fue por la sorpresa, pero no alcanzo a decir una sola palabra...

Yo me encontraba junto a ella, sus manos se encontraban sobre las miás y estábamos unidos en un abrazo. Mi cabeza estaba a la altura de la suya muy, muy juntos.

- Algo muy importante en la intimidad de una pareja amor, es la complicidad. Esa que viene de la mutua confianza y del conocimiento el uno del otro.
- Tal química no se logra de la noche a la mañana, pero hay formas de acelerar el proceso y eso es lo que vamos ha hacer hoy.

Mientras le decía estas palabras, mis manos recorrían los contornos de su cuerpo.... Acariciando, palpando y disfrutando cada rincon de su ser.

- Esta complicidad de la que hablo implica algunos gestos, y actitudes amor y vamos a ir descubriendolas hoy.
- Por favor, coloca tu mano derecha en mi cabeza, quiero que seas participe, que me acaricies.
- Tu mano izquierda a mi cintura, quiero que me muestres que me deseas lo mas cerca posible de ti, que ella me hable y me indique que no quieres que me separe ni un solo momento.
- Quiero que me muestres con tus caricias lo mucho que has disfrutado la velada,
- Lo especial que te sientes ahora al estar así de hermosa para mi,
- Y quiero que todo eso lo digas si una sola palabra... solo con el movimiento de tus manos y con tu cuerpo muy unido al mio.

La verdad es que ella llevaba una buena ventaja, a fin de cuentas cuando se lo propone si que sabe transmitir un mensaje con el cuerpo; no hay palabras para describir lo bien que sabe usar sus atributos. Su mano derecha repartía caricias desde mi cuello, a mi cabeza y de ratos iba a parar a mi oído. Podía sentir las yemas de sus dedos, la palma de su mano y la suave piel de sus brazos, dejando sutiles caricias a su paso.

Su otra mano se afianzo en mi cadera y de ratos bajaba un poco ha mis muslos. Ya había logrado mi total atención y supo hacer los movimientos correctos para que mi tangente erección se acomodara plácidamente entre sus nalgas... Joder que están hechas para encajar a la perfección. Todo su cuerpo bailaba rítmicamente aunque no había música alguna, solo el sonido de nuestras respiraciones y deseos...

- Excelente preciosa, estas aprendiendo muy bien, eso me gusta, eres una estudiante dedicada y eso hace que tengas muy buenos resultados en poco tiempo. Dije mientras mis manos se incorporaban al juego, abandonando el abrazo y dedicándose a explorar detalladamente el contorno de cada una de sus curvas...

- Ya que vas entendiendo, es hora de que me deshaga de la primera prenda... Levanta las manos por favor.
- Es hora de prescindir de este vestido, te queda hermoso, y ha sido un gusto disfrutarlo sobre ti, pero ya empieza a hacer estorbo en mis intenciones...

Muy atenta obedeció, sus manos se levantaron y pude retirar el primer obstáculo. Mientras le regresaba las manos a sus antiguas tareas y volvía a poner la menor de las distancias entre nuestros cuerpos me dispuse a continuar con la lección...

Mi dedo indice se poso sobre su hombro, cosa que hizo que riera de cosquillas y se interrumpiera el ritmo de su baile...

- Se que esto te da cosquillas, pero mas temprano que tarde mis besos van ir desde acá, hasta acá, y se instalaran muy plácidamente en esta hermosa orejita que es de mi pertenencia. Le dije mientras mis dedos caminaban por su hombro, llegando a su cuello y finalmente en su oído.

- ¿ Sabes por que es tan maravilloso para un hombre como yo el cuello de una mujer ?
- No me respondió nada, solo emitía pequeños gemidos.
- El cuello une la parte racional con la parte sentimental. Es el puente que conecta tu corazón con tu cabeza, eso lo hace enigmático y provocador.
- Gracias mi amor,

- … Ya conoces el detalle de las manos y te ha salido muy al natural el baile entre mis brazos, ahora debes aprender a incorporar los besos.... Inicia desde mi cuello, llegando a mi oído y finalmente instalate en mis labios, quiero sentirte, que me hables de lo que te gusta, que me cuentes todo.

Aunque tímida en un principio obedeciste tan bien que mis manos naturalmente se dirigieron a tus mas hermosos paisajes.... Con una acariciaba el escote de tus pechos aun prisioneros del sujetador y con la otra me dedicaba a recorrer la hermosa piel de tus brazos y tu costado.

- Tienes una piel muy suave, es muy rica al tacto, pero mientras yo estoy eliminando los obstáculos que significan tus ropas, yo aun estoy totalmente vestido.
- Eso no debería ser, porque me priva de poder tener mas contacto contigo.
- ¿ Te parece si me ayudas ?

Mientras terminaba de decirte esto di un paso atrás, de esta forma podrías darte vuelta y quedaríamos frente a frente. Iba a disfrutar en todo su esplendor ese hermoso cuerpo, parcialmente desnudo y todo, todo mio.

Intuitivamente luego de voltearte volvimos a acercarnos, mis manos hicieron una pequeña parada en tus caderas con el objeto de acercarte aun mas y de allí fueron a parar a tus deliciosas nalgas.

- El gimnasio ha sido una muy buena inversión nena, estoy muy complacido.
- Muchas gracias Sr, Me complace que le guste... Me dijiste mientras tus manos se enroscaban en mi cuello y se dedicaban a esparcir caricias por todos lados y nuestras bocas se unían en un caluroso beso.

- Se esta distrayendo Srta, te dije luego de terminar el beso.
- Empieza por la parte superior de mi camisa, un botón a la vez,
- Al terminar allí no olvides los botones de los puños.

Pronto mi camisa y mi franela fueron a dar a la cama y tu y yo estábamos nuevamente juntos. Nuestras manos recorrían nuestros cuerpos con avidez, y nuestros ardientes besos eran intensas y detalladas exploraciones el uno en el otro... Toda una autentica delicia

- Ahora señorita, es momento del camino de besos.... Este ira de mis labios a mi oído, bajara por mi cuello, serpenteara varios rincones de mi pecho para terminar justo en la frontera de mi pantalón. Es una pieza que estorba y quiero que se deshaga de ella.
- Debes estar muy atenta, mientras haces el recorrido, no olvides la lección de las manos, puedes hacer mas de una cosa a la vez y quiero que me los demuestres.

Como la buena estudiante que eres seguiste paso a paso mis instrucciones, tus manos repartieron caricias a diestra y siniestra y tus labios fueron dejando un montón de ricos, húmedos y calientes besos por donde pasaron, todo hasta llegar a destino...

Una vez allí te ayude con el cinturón, y también preste mi apoyo para con el botón del pantalón y el cierre. Pronto este se deslizaba por mis piernas y se unía al resto de mi ropa ya en la cama.

- Ya que estas allí amor, las medias no son necesarias, ¿ me haces el favor ?.

Una pausa se hizo presente, solo duro unos segundos pero al verte podía distinguir algo de duda en ti, vacilaste un momento, pero segundos después tu hambrienta boca me daba caricias en el miembro por encima del bóxer.

- Es muy rico lo que haces... Pero sigue estorbando la ropa...

No había terminado de hablar, cuando de un tirón mi bóxer iba a parar al suelo, e instantes luego se unía a toda la ropa que nos había estorbado. Una de tus manos se hacia del interior de mi muslo y la otra tomaba firmemente mi miembro erecto.

- Ve con calma por favor. Alcance a decirte.
- Primero, algunos besos húmedos al rededor,
- Luego lamidas en toda su extensión y finalmente si puedes comerlo nena.

Definitivamente eres estudiante de 20, porque no necesitaste mayores detalles, con esas sencillas instrucciones basto, Besos, lamidas y chupadas se hicieron llegar aleatoreamente, haciendo de aquel acto de los mejores practicados. Me comías la polla con autentico deseo, podía ver tu esfuerzo por hacerme disfrutar y que tu también estabas muy a gusto con lo que hacías.

Luego de un par de minutos de actividad al fin tomaste una pausa y me dedicaste una mirada. Era muy picara, de esas que cuesta que salgan en ti, pero que disfruto a mas no poder. Aunque me sostenías la mirada no habías parado del todo, aun dabas pequeñas lamidas en la punta de mi miembro y unos pequeños pero muy ricos chupones.

- Ven acá, te dije mientras extendía mi mano y te llevaba a estar nuevamente de pie.
- Ha llegado el momento de cumplir mi promesa.
- Ahora como se que vas a moverte a causa de las cosquillas, así que voy a tomar algunas previsiones.
- Primero voy a deshacerme de esto, te dije mientras llevaba mis manos desde su posición en tus caderas hasta tu espalda, buscando el broche para quitarte el sujetador.
- Hecho esto vamos por las previsiones, tome una cinta negra satinada y con ella elabore unas esposas,
- Date la vuelta amor y coloca las manos detrás.

Ajuste las esposas con un pequeño pero estable nudo y volví a ponerte de frente... Con una mano te tome firme pero delicadamente tu cuello, con la otra llene de caricias tus senos, tu vientre y costados.

Buscaba relajarte un poco, distraerte para luego tomarte por sorpresa e iniciar mi invasión hasta tu cuello. Ofreciste la resistencia esperada, pero al estar atada de manos fue mucho mas sencillo hacer la tarea; bailabas fuera de control frente a mi, intentando no proteger tu cuello y disimular tu hermosa y natural risa.

Momentos después todo había acabado, lo había logrado en buena parte. Al detenerme a observarte pude notar que había cierta duda en tu rostro, creo que esperabas alguna represalia o reclamo pero ya había aprendido que tenerte toda me tomaría su tiempo...

- Eso no ha estado mal...
- Falto poco para que murieras de risa, pero he disfrutado mucho de eso,
- Y, a juzgar por el calor que desprende de tu sexo creo que incluso ha rendido buenos frutos para ti.
- Vamos a pasar estas manitos adelante y continuar.

Con las manos atadas al frente ahora, te lleve a la cama al fin. Tome el diminuto hilo que usabas de ropa interior y me deshice de el. Entonces naturalmente tus piernas se recogieron y abrieron dejando expuesto para mi tu sexo húmedo y caliente, una invitación que bajo ninguna circunstancia iba a dejar pasar.

Como siempre me tomaría mi tiempo para llegar, empece con delicados besos por tus piernas, algunos pequeños muerdo y caricias se hicieron presente y fueron subiendo hasta al fin estar en el lugar.... Te devore con la locura propia del momento, capturando cada delicioso aroma, saboreando cada detalle, cada rincón y textura.

Aun con las esposas tus manos llegaron a mi cabello y dejaron caer montones de deliciosas caricias, hacías tu mayor esfuerzo por mantener la concentración mientras que tu cuerpo entero danzaba debajo de mi al compás que tocaban mi lengua, mis caricias y besos... Aquella melodía era dulcemente acompañada de tus gemidos.

Luego de un rato pude darme cuenta que al fin llegabas al orgasmo, era muy sencillo saberlo; tu espalda se arqueaba, tus ojos se cerraban de repente y tu boca muy abierta dejaba salir un ahogado gemido de placer...

- Creo que eso te ha gustado...
- Pero no es todo, te dije mientras iba repartiendo besos por tu abdomen y te tomaba de las manos para colocarlas sobre tu cabeza.

Apenas estuvimos iguales intuitivamente nos unimos en un largo beso.... Como si fuera la primera vez nos recorríamos. Una de mis manos mantenía tus brazos atados y la lo otra se dedicaba a recorrerte toda.

- Eres miá, toda miá...
- Y eso implica ciertas recompensas, ademas, has aprendido bien los primeros detalles,
- Así que tengo algo para ti.

Te solté las manos y libere de las esposas.

- Me gusta mucho verte, te dije mientras me levantaba y me dirigía a buscar un par de bolsas en el armario.
- Me he tomado la libertad de ir de compras por ti y elegir algunas cosas que quiero que uses para mi.
- Disfruto verte, y disfruto a un mas verte lucir las prendas que me gustan...

Y mientras te decía esto colocaba algunas bolsas en frente de ti.

- Una relación conmigo tiene sus responsabilidades, pero también tiene sus beneficios, y estos son algunos de ellos.
- En adelante princesa, yo tendré para ti todos los detalles que hemos disfrutado esta noche y espero de tu parte todas las atenciones que te he enseñado y que luzcas cada una de las cosas que te de para mi.

domingo, 19 de enero de 2014

Gatita...

El fin de semana para los 2 había iniciado, y tenia buenos planes para los días que seguían. Pasábamos el umbral de la puerta de nuestra habitación y tenia claro que no perdería ni un solo minuto.

- Deja tu bolso en el closet y ponte de rodillas en la cama Gatita.

La sorpresa se hizo casa en tu rostro... Tardaste un minuto en reaccionar, pero pronto estabas dejando el bolso en su lugar y te acomodabas obedientemente en la cama.
Yo por mi parte me tome algo de tiempo para poner todo en su sitio y deshacerme de todo lo que no iba a ser necesario, coloque las maletas en el closet, y vacié los bolsillos en la cómoda. Luego me uní a ti en la cama.

- Debes cuidar siempre tu porte, eso es muy importante Gatita.
- La espalda derecha por favor y levanta la cara, me gusta mucho disfrutar de ti, sabes que tu rostro es hermoso.

Luego de hacer las correcciones en tu postura, me tome un momento para observarte.

- Me encantas sabias... de verdad que me encantas,
- Ahora, vamos... las Gatitas no usan ropa, así que vamos a quitarte esto. Te dije mientras tomaba tu franela de un extremo y la quitaba de tu cuerpo.

He de aceptar que me tome mas de la cuenta en desnudarte, no pude evitarlo, disfruto mucho el irte descubriendo con cada pieza de ropa que tomo.

- Estas algo callada gatita, imagino que es por la sorpresa... tranquila, ya te explico un poco mas.

Hice algo de espacio y me senté, te atraje a mi regazo, te arrope con mis brazos y me dedique a acariciarte el rostro... Creo que nunca te lo he dicho, pero eres un ángel.

- En general cielo, las Gatitas no hablan... pero tu eres una gatita especial,
- Por eso, cuando tengas algo importante o especial que decirme espero que te levantes y me hables al oído, ¿ bien ?

Asentiste muy ligeramente con la cabeza. Tanto que de no ser por que te tenia en mis brazos ni lo habría notado.
- Hace unos días conversamos este tema muy por encima, estoy claro que es una sorpresa y espero que no te este incomodando.

Nuevamente, tu única respuesta fue un ligero asentimiento.

- Bien, permiteme gatita, no fue un viaje largo pero hay otra cosa que vamos a probar. Nos unimos en un abrazo y te di un beso.
- Descansa un momento, ya vengo por ti.

Dicho esto, me levante, tome el control, coloque algo en la tele para que te entretuvieras y me dedique a preparar lo que vendría. Procure tomar un poco mas de tiempo del que era necesario... Luego de unos minutos, ya todo estaba listo.

- Bien gatita, hora de salir de la cama, veamos como te va caminando.
- Me dijiste antes que no tenias bien claro que sentirías con esto, pero que estabas dispuesta a probar por lo que si hay algo que te incomode, espero que lo conversemos luego.
- Bajaras de la cama con mucho cuidado, yo te ayudare.
- Una vez en el suelo, iras a gatas al baño, ¿ has entendido pequeña ?

Tal como esperaba, no hubo ningún cambio en cuanto a tu manera de decir que si; todo se resumió a un casi imperceptible asentimiento. Sin mas, extendí mi mano y te ayude a bajar de la cama.

Tardaste un momento antes de ponerte a gatas y algo de tiempo mas en tomar la confianza para dar los primeros pasos, pero pronto estabas camino al baño.

Tal como imagine, la vista no tenia par... Tus piernas hermosas y torneadas, tu culo respingado y presentado en todo su esplendor ante mi, tus caderas en esa posición se ven aun mas pequeñas y ofrecen un contraste único, el conjunto es sin duda todo un espectáculo. Disfrute cada segundo de tu caminar, de cada gesto, y cada movimiento, todos dedicados a mi.

Podía ver que aun en tu pena te esforzabas por resaltar cada movimiento, por hacerlo llamativo y sexy. Lamentablemente, la distancia al baño era corta y por mucho que pedi que aumentara esto no paso... Se que podía haber pedido que anduvieras mas, pero me tomaría mi tiempo contigo.

- Sabes gatita, no me cabe la menor duda, hagas lo que hagas, estés como estés simplemente eres preciosa.

Al entrar yo en el baño, te observe perfectamente sentada con una cara que delataba totalmente tu sorpresa al descubrir que nuestra habitación tenia una bañera. Aquello fue todo un poema para mi. Pude notar también que sabias lo que iba a ocurrir y entonces una pequeña sonrisa que se dibujo en tu rostro, eres muy picara cuando te lo propones.

- Creo que vas a disfrutar lo que sigue, ven. Te dije mientras extendía mi mano para levantarte y ponerte en pie.
- Ahora te voy a bañar gatita. Mas te vale ser obediente.

Tomaste mi mano y te levantaste. Me dedicaste entonces una mirada ardiente, llena de mucha picardia y pude notar que tu espíritu spankee había despertado, esto iba a ser interesante.

Tu siguiente gesto fue aun mas revelador, estiraste tu pierna de forma sexy y provocadora recordando mantener los pies en punta como me gusta, me guiñaste el ojo y entraste al agua.

- Espero que te guste la temperatura gatita, te dije mientras iniciaba el ritual del baño.

Me dedique a hacer que el agua recorriera cada centímetro de tu piel, suavemente acaricie cada palmo de ti, tomando la previsión de no llegar a ninguna de tus partes, haría que disfrutaras esto pero al mismo tiempo que te torturaras pensando cuando te tocaría.

- Sabes por que eres Gatita ?
Con un movimiento algo mas enérgico esta vez me hiciste saber que no tenias idea, y entonces mientras tomaba el shampoo para aplicarlo en tu larga, lacia y negra cabellera me puse a contarte.

- Creo que una Gatita es Sexy, Graciosa, Seductora, pero inteligente
- Son de aspecto dulce, pero también tienen su lado complicado;
- Sus movimientos son gráciles y muy sexys, ejecutados casi como si de una coreografiá se tratara,
- Si lo piensas bien son imponentes y majestuosas,
- Aunque algo mimadas y caprichosas también, por eso hay que tenerlas bien educadas y disciplinarlas con mano dura.

Hice una pequeña pausa y con un gesto te indique que iba a vaciar la bañera, para asi poder ponerte jabon y continuar.

- Ponte de rodillas Gatita. Obedeciste si dudar.

Tome el jabon, me asegure de hacer un poco de espuma antes de empezar a colocarlo en tu cuerpo. Primero por tu cuello, bajando por tu pecho, tome un pequeño desvió y fui a tu espalda y cuando ya te habías resignado acaricie tus senos tomándolos entre mis manos, asegurándome de cubrirlos todos mientras sentía como tus pezones se iban tornando cada vez mas duros como piedras. Lleve mis manos por tu vientre llegando a tus caderas y subiendo nuevamente por tus espalda...

- Ponte de pie por favor gatita, y separa un poco las piernas...

Retome mi tarea iniciando por tus caderas, recorriendo individualmente cada una de tus hermosas piernas bien torneadas por el ejercicio continuo... cubriendo la parte interna y externa de tus muslos pero evitando totalmente el contacto con tu sexo.

Nuevamente, cuando ya te rendías y tu cara dejaba entrever todo aquello que sentías puse mi mano en tu sexo, separe tus labios y te recorrí completamente. Ya antes me había dado cuenta lo caliente y deseosa que estabas pero un rato de juego te dejo a punto de un orgasmo.

- Aun no es momento gatita,
- Siéntate Gatita por favor, terminemos tu baño...

Una abundante cantidad de agua en complicidad con mis manos se dedicaron a terminar el trabajo y en un momento estuviste totalmente limpia y seca.

- Cuélgate de mi, no vamos a perder el baño.

Te tome en mis brazos y te lleve a la cama nuevamente. Apenas llegamos allí, te incorporaste y pusiste a gata como corresponde, me regalaste una hermosa mirada, y rauda te colgaste de mi con un abrazo.

- Gracias, susurraste en mi oído. Acto seguido pude sentir un eléctrico beso en mi oreja y tu mano se abrió camino hasta mi ya muy dura verga.

- Creo que logre el objetivo. Fue lo único que alcance a decir, porque de inmediato volviste a ponerte a gatas y esta vez me ofreciste tu hermoso, húmedo y caliente sexo, hambriento y deseoso. Toda una Gatita en celo.

domingo, 12 de enero de 2014

Lección 1

... Nuestra relación hermosa miá es de disciplina y se basan en 2 roles, La Princesa, que se presenta y entrega y El Caballero, que acepta gustoso La Princesa, pues ha estado toda la vida buscándola, para el ella es una hermosa gema, la flor mas preciosa, la piedra mas fina.

... Nuestra historia -como corresponde a este tipo de historias, empieza con una declaración, una que nace de la hermosa princesa, una reflexión, un motivo, un porque... En tu soledad, durante mucho tiempo le distes forma, la idea poco a poco tomo vida propia y maduro; ahora ha crecido al punto en que se convirtió en una decisión.

Entonces escribiste tu declaración, tu motivo, tu porque y me elegiste a mi para que fuera tu Caballero... Por esas razones estamos aqui nos encontramos y ahora andamos esta zenda juntos.

Leccion #1


Esta primera lección princesa miá es la mas importante y la que de seguro nos tomara mas tiempo... “Ceder el control”.

Esta relación requiere entrega, fe y confianza. Seguramente no entiendas todo a la primera, pero deberás dejarte llevar por mi mano. Por sobre todo, debes entender Princesa Mía que para mi eres un tesoro, un ángel; bajo ninguna circunstancia te dejare caer, te haré mal o te traeré mal... al contrario, mi objetivo es el de cultivarte, cuidarte y protegerte, hacerte cada día mejor, para poder disfrutarte en todo tu esplendor.

En adelante, tu eres una flor y yo tu jardinero. Yo decidiré cuando es necesario regarte y cuando es necesario que tomes sol; me dedicare cada día a ver tus señales y aprender de ellas de modo que tengas cuanto necesites. Por tu parte mi flor, aceptaras, tomaras y aprovecharas de la mejor manera lo que te de, te esforzaras para estar hermosa para mi, para que pueda deleitarme contigo, con tu hermosura y perfume.... Se engalanaran mis ojos contigo y solo contigo mi flor.

Tu, el diamante en bruto, yo el dedicado joyero. Mi mano te recorrerá con total libertad, delicadamente, pero con fuerza y firmeza te tallare. Con el paso del tiempo tus mejores rasgos saldrán a la luz y brillaras mas que nunca. Puedes estar tranquila, porque me tomare mi tiempo para estudiarte, cada trazo tendrá un motivo, pensare con mucho cuidado cada corte y al final seras mi joya, mi tesoro.

Como si se tratase del mas fino mármol te tomare y bajo mi trabajo la mas hermosa escultura resultaras, haré de ti mi obra maestra, cada rasgo o características que exhibas la habré puesto deliberadamente en ti y estarás orgullosa de exhibirlo para mi. Todos te admiraran, y mas de uno te desearan, pero seras solo y unicamente miá pues habrás nacido de mi mano.

Tales cosas no se entregan sencillamente, son un intangible, no puedes simplemente tomarlas y darlas. Esto te llevara practica, ceder, es algo que lleva practica, que requiere gusto, tiempo y esfuerzo para lograrlo pero estaré siempre a tu lado.

Caballero Dragón.